lunes, 27 de enero de 2014

¿Qué es lo que hace a Facebook adictivo para algunas personas?

Facebook es la red social por excelencia, el lugar virtual más recurrido en el que las personas interactúan unas con otras para satisfacer sus necesidades sociales. Pero, ¿Puede esta social network causar adicción?


Antes de adentrarme al tema de la adicción de Facebook y sus causas + consecuencias, quiero poner las cartas sobre la mesa: Facebook es tremendamente útil. Esta red social tiene lo que los demás servicios en línea desean tener, es decir, una inmensa red de usuarios "activos", y no es para menos, con Facebook podemos contactar en un solo clic con las personas que nos importan y con aquellas que tenemos que comunicarnos ya sea por cuestiones laborales o escolares, además de estar en sintonía con las marcas que nos interesan. Todas las personas están ahí, también todas las compañías que seguimos… Todos tienen una cuenta en Facebook. 

¿Estoy siendo extremo en decir que todos tienen una cuenta en esta red social? Tal vez, pero lo cierto es que en estos días ya es muy extraño conocer a alguien sin cuenta en Facebook. Esto está bien, dentro de lo que cabe, mantenemos contacto y nos informamos de manera rápida de los acontecimientos más importantes que nos interesan. Entonces, ¿en donde se cruza esa línea en que las personas entran a la zona "Adicción a Facebook"? Y lo más importante ¿Qué es lo que lo causa?

Y la respuesta es "Recompensa Inmediata" la cual, explicada en términos sencillos, podemos describirla como aquello que se recibe al haber logrado un "Me gusta" o recibir un comentario por una foto o publicación compartida. Hasta ahí todo bien, escribimos algo ingenioso o compartimos una foto genial y nuestros "Amigos" de Facebook reaccionan favorablemente a ello. El problema se presenta al momento de que sientes que esas pequeñas dosis de "Recompensa inmediata" no te llenas, que debes recibirla todos los días y a varias horas lo cual hace que, por lo tanto, compartas más publicaciones y subas más fotos con la intención de recibir más pequeñas recompensas. 

Y el trasfondo de la cuestión es uno, buscar generar atención, es por ello que los adictos a Facebook tienen que estar abriendo la página y revisando las alertas para ver si generaron una reacción en su publicación. Quieren recibir atención, lo malo es que para ello se pasen todo el tiempo que tienen libre para revisar Facebook. Pudiendo pasar el tiempo libre en actividades más gratificantes como leer un buen libro, aprender a tocar un nuevo instrumento, instruirse en un nuevo arte... la realidad es que no lo hacen porque generalmente estos requieren un trabajo intelectual mayor, y la gratificación no es inmediata sino que se espera a medio o largo plazo. Así las cosas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario