jueves, 7 de agosto de 2014

10 señales de que estas saliendo con una mujer, no una niña [1]

Hey tú, amigo. ¿Estás en una relación y sientes que tu compañera no actúa como cabe esperar en una mujer? Tal vez estas saliendo con una niña. En este artículo vamos a tratar de diferenciar el comportamiento de una niña y una mujer.

Nota: Si eres del sexo femenino tal vez quieras cerrar este articulo en este preciso instante.


Si crees que con saber la edad de esa persona tienes suficientes datos para determinar con quien estas quedando, estas equivocado. Algunas personas del sexo femenino a sus 25 / 30 años tienen la edad mental de una chiquilla mientras otras adolescentes son más “maduras” que algunas con mayor edad.

La diferencia es, en efecto, la forma de conducirse, pensar y vivir en general. Las mujeres y las chavas ven el mundo de diferente manera. Chavas hay por montones… las mujeres escasean, lo cual no quiere decir que no existan, solamente que son difíciles de encontrar.

Hay 10 maneras obvias de diferenciar una chiquilla de una mujer:


1.- A las chicas les gusta vestirse “enseñando” de más porque piensan que así se ven sexys / las mujeres saben que se ven sexys sin importar cómo se vistan.

Las mujeres comprenden que ser provocativa no es la única forma de ser sexy. Las mujeres tienen la suficiente confianza en sí mismas que en verdad no les interesa la ropa, saben que son sexys porque son sexys.

2.- Las chavas esperan que los hombres sepan lo que sienten y lo que están pensando / las mujeres se comunican.

Damas, los hombres no podemos leer la mente. Desearíamos poder, esta habilidad nos haría la vida mucho más fácil, pero es imposible a día de hoy. Las chicas creen que los hombres tienen la obligación de entenderlas muy bien así que simplemente tienen que saber lo que están pensando y como se están sintiendo.

Desafortunadamente, muchos hombres no están bien entrenados para interpretar este tipo de señales. Este es el punto en el cual muchas niñas se frustran y se ponen pesadas mientras las mujeres se comunican sin rodeos.

3.- Las chicas esperan que pagues la cuenta / las mujeres son independientes financieramente

A las chavas les gusta que las mimen y cuiden de ellas, tal vez fueron consentidas demasiado cuando estaban en crecimiento. Cualquiera que sea la razón, a las chavas no les gusta sacar la cartera. Una mujer, por otro lado, aunque tiene la confianza suficiente para permitir que su hombre pague la cuenta algunas veces, también de vez en cuando se ofrece a cubrir el gasto, por ambos.

Una mujer le gusta recordar a su hombre que esta con él porque la respeta y la trata bien, no porque necesita su dinero.

4.- Las chicas salen y se emborrachan / las mujeres beben moderadamente y conocen sus límites

¿Conoces a aquella mujer que está gritando sobre la mesa, esperando la próxima copa? Por supuesto que no. Una mujer no hace eso. Sólo una chica pide a gritos alcohol con el objeto de ponerse bien loca y tomar malas decisiones.

Esto no quiere decir que en las mujeres no sea propio el beber alcohol. Lo hacen. Pero conocen sus limitaciones y nunca toman hasta el punto de perder el control.  Las mujeres siempre mantienen el control.

5.- Las chavas no pueden esperar el momento para actualizar en Facebook “en una relación” / las mujeres olvidan que tienen Facebook.

Las mujeres simplemente están muy ocupadas en la vida real como para estar actualizando su estado en Facebook. Ellas probablemente lo harán eventualmente cuando lo recuerden, pero no irán corriendo a hacerlo inmediatamente solo porque piensan que su “status” ofenderá a su nuevo hombre.

6.- Las chicas ven televisión basura / las mujeres leen

Algo de buena televisión es genial – el resto es pura basura. Las mujeres es posible que vean sus programas de televisión por placer – algunos culposos – pero también gustan de vez en cuando perderse en un buen libro o leer una revista de provecho.

7.- Las chavas hablan acerca de cosas triviales / las mujeres saben cómo mantener una conversación interesante

Este es, probablemente, uno de los factores más diferenciadores. Muchas chicas son terribles para mantener una conversación. No están al tanto de lo que sucede en el mundo. No tienen pasatiempos intelectuales interesantes. Y lo peor de todo es que sus opiniones no son propias, sino las opiniones de quienes escuchan y se adueñan de ellas. Las chicas son aburridas, las mujeres son fascinantes.

8.- Las chavas comen ensaladas / las mujeres comen lo que les venga en gana

Esto obviamente no quiere decir que las mujeres no coman saludable – por supuesto que sí, solo que lo hacen porque respetan sus cuerpos. Las chicas comen saludablemente para hacer ver a todos los demás que están comiendo saludablemente.

Una mujer real si le apetece se va a sentar y comerse una hamburguesa contigo, sin culpas. Ella sabe que puede y porque quiere, lo hará.

9.- Las chavas se apegan a lo que conocen / las mujeres siempre están tratando de ampliar sus horizontes

Las mujeres están experimentadas en cosas de la vida y, por tanto, entienden la importancia de probar cosas nuevas. Ellas hacen su mejor esfuerzo por ver el mundo desde nuevas perspectivas, conocer gente nueva y explorar todas las posibilidades.

En definitiva son apasionadas por vivir. Las chicas no están seguras de cuál es su propósito en la vida – están esperando encontrar a un hombre que les dirija en el camino.

10.- Las chavas necesitan alguien que las cuide / las mujeres no necesitan a nadie más que a sí mismas

No hay nada, en serio nada, más sexy que una mujer que se sabe cuidar sola. Todas las féminas pueden, pero en realidad pocas se encargan de ello. Las mujeres arrebatan lo que quieren y no necesitan a nadie para conseguirlo. Son fuertes e independientes. Las mujeres son el futuro, las chicas son el pasado.

Sin ánimos de ofender a nadie, esas son las marcadas diferencias entre una chica y una mujer. Ahora, ¿sabes con cuál de las dos estas saliendo? 

No hay comentarios. :

Publicar un comentario