lunes, 22 de septiembre de 2014

LOST, feliz décimo aniversario de nacida, os extrañamos

Hoy, 22 septiembre, se cumple una década desde aquel día en que se emitió el episodio piloto de la que sería una de mis tres series de televisión favoritas de todos los tiempos, superando ligeramente a "Breaking Bad" y pisándole los talones a "Six Feet under". 


En esta publicación pretendo expresar lo que LOST ha significado para mí y, de alguna forma justificar el hecho de que hoy mismo en su décimo aniversario, decidí comenzar a verla de nuevo para regocijo personal. 

La primera vez que inicié la travesía de LOST recuerdo que fue debido a múltiples recomendaciones no solo de amigos y familiares, sino de variados sitios de reseñas en la web... me entró la duda y me dije "vamos a darle una oportunidad".  Sucedió que un amigo de la universidad había comprado unas cuantas temporadas en formato DVD y le pedí prestada la primera.

Yo sólo tenía la idea de que la serie iba de un montón de gente que sobrevivió a la caída de un avión en una isla. Obviamente la serie iba a tratar de como este grupo de personas se las iban a ingeniar para convivir y sobrellevar la tragedia. Pero era más que eso, mucho más. 

El primer capítulo me enganchó al siguiente y el posterior a todos los demás. Me había vuelto adicto. Me gustó la forma en que se presentaba cada episodio, básicamente en cada uno de ellos se muestra la historia uno de los sobrevivientes del avión Oceanic 815 antes del accidente aéreo a la par con lo que está viviendo en la isla. Un binomio que cerraba el círculo de cada capítulo. 

Cada personaje en esta serie es único, no por nada alguien se atrevió a decir que LOST era una serie de personajes. La diversidad de culturas que colisionan es abrumadora y en cierto sentido es algo que le da valor a la interacción social en este contexto de supervivencia en una isla desierta. Al parecer desierta porque poco a poco los “losties” se van dando cuenta de que pueden no estar solos en este lugar. Hay algo que induce a pensar que existe algo más en esta isla.

Y es, precisamente, el misterio inherente a esta serie lo que provocó que en su momento una legión de seguidores propusieran teorías y buscaran el porqué de hasta el más mínimo detalle. Para ayudarse en estos menesteres hubo una cantidad ingente de enciclopedias dedicadas a este fenómeno televisivo y otros tantos sitios en los cuales se reseñaban cada uno de los episodios. 

Eso sí, aunque creo que LOST es una serie magnifica que recomiendo ampliamente (por todo el aporte de la naturaleza humana en términos sociales y culturales) sé que no es para todo tipo de audiencias. Algunos viajes en el tiempo y muchos flash-forwards lo confirman. Sin contar el final de la serie que no gustó a la mayoría, a mí en cambio, me pareció un cierre digno y a la altura de las circunstancias.

En fin, esto se extendió mucho, solo para recalcar que al final de este reto voy a publicar el resultado de esta experiencia en forma de frases y citas de los personajes. Este articulo futuro lo voy a publicar en 108 días... el 8 de enero. 

Hasta entonces. Namasté!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario