jueves, 17 de julio de 2014

Así es como administras un negocio de acuerdo a "Silicon Valley", la serie

La nueva serie de HBO llamada "Silicon Valley" ha sido objeto de numerosas reseñas favorables por retratar, con mucho humor, la peculiar vida que llevan algunos de los habitantes de mencionada área en el estado de California, EUA. Aunque principalmente está enfocada a los ecosistemas que manejan las start-up, no solamente los Geeks pueden sacar provecho (regocijo) de este show televisivo porque revela excelentes consejos de administración de negocios que pueden ser de interés a las personas en general.


El show televisivo es divertido, casi satírico, pero sobre todo revelador: expone la carencia de habilidades administrativas por parte de los jóvenes emprendedores en Silicon Valley. Basado en los episodios que se han presentado hasta el momento sería un milagro que la compañía fundada por Richard Hendricks algún día llegara al mercado.

Hay tres lecciones (principalmente) que saltan a la vista a lo largo de la serie y que a continuación enlisto:

1.- Un negocio no se trata solo del producto


Richard, el tímido fundador, tiene una aplicación dedicada a la compresión de audio que básicamente intenta proteger a los artistas contra la piratería en sus canciones. Él vive en una casa que sirve de "incubadora" en Palo Alto, pero también trabaja en una gran corporación. Richard les muestra el software a sus compañeros de trabajo y, luego de ciertas circunstancias, piensan que es genial. Pero nadie pregunta, ¿Cuánto pagaría alguien por usar esto?, mucho menos el considerar un plan de negocios o análisis de costos.

Bajo la guía del propietario de la incubadora, Richard se lanza a recaudar fondos, y con éxito (creo) consigue una inversión semilla de $200,000 dólares. Esto es suficiente dinero para hacerle creer que tiene un negocio entre manos. Pero (el gran pero), es que descubre que en realidad no lo tiene, ni siquiera puede depositar el dinero de inversión en el banco debido a que no tiene una cuenta corporativa. Sin ningún sentido de enfoque procedimental, Richard se la pasa de episodio en episodio lidiando como manejar esta inversión.

Y después Richard necesita en equipo de trabajo.

2.- No contrates amigos ni familia


Algunos de los integrantes de la casa también trabajan con él en la gran corporación (que tiene mucha esencia a Google), una vez que escuchan acerca de la financiación, sus estimados compañeros de piso saltan al barco para trabajar en la startup. Richard está feliz de tenerlos, así que los "contrata", o más bien ellos se contratan a sí mismos. Sin papeleo, ofertas de trabajo y sin claridad en las expectativas laborales.

No hay duda de porque no ven a Richard como un líder, y no sienten como si tuvieran que trabajar duro para él. Ellos no tienen descripción del puesto de trabajo, y de hecho hay un episodio en que se la pasan tratando de figurar en donde encaja cada uno de ellos. Y lo peor de todo, tienen que deshacerse de una persona que en realidad no se necesita en el equipo pero es un amigo de hace mucho tiempo.


3.- Establece un adecuado flujo de trabajo (proceso) 


Hasta el episodio número 5 Richard se da cuenta de que si el producto espera lanzarse tiene que enfocarse en algún método sistemático para construirlo. No todo puede ser juegos y diversión.

Así que Richard y su consejero de negocios se deciden por SCRUM, un ampliamente conocido método de desarrollo de software que puede (entre otras cosas) hacer que la gente que trabaja en "solitario" se una con otras para seguir una meta común en equipo. Se supone que este proceso permite a los integrantes del equipo auto-organizarse con comunicación diaria y utilización de notas "post it". Me ha recordado bastante al método Kanban y al excelente servicio web TRELLO que se puede usar para gestionar este tipo de flujos de trabajo.

Esas son tres de las lecciones más importantes que puedes aprender de "Sillicon Valley", de ahi para fuera mucho humor geek, que la verdad sea dicha, ya nos hacía falta algo así en televisión.

Nota, en el capítulo piloto (inicial) puedes ver una toma de una persona que se parece mucho a Eric Schmidt, porque en realidad si era Eric Schmidt... obviamente no intervino en la filmación del capítulo sino que agarraron esa toma de alguna otra fiesta a la cual asistió el presidente ejecutivo de Google...  

1 comentario:

  1. Hasta lo aburrido puede tener un toque de humor. Esta serie de HBO estrena su segunda temporada el 17 de abril.

    ResponderEliminar